Poesía

Dos poemas de María Negroni

Alteridad

este miedo
que se quedó
acurrucado en la infancia
roba de lo que será
sensaciones remotas

peor que eso come
cosas
que ni siquiera ve

ladra
hasta no ser

sino un espejo astillado
donde mi vida aún
se haga y se contemple

y después
-si es que hubiera un después-
alza un bastión de palabras
entre un idioma extranjero
y lo extranjero de sí

no sé por qué
esta herida no me alcanza

 

 

 

0.0016 kilómetros de palabras
confinadas a un poema

curiosa manera de decir
un hombre caminaba por la muerte

lo atravesaban
formas
un poco arrepentidas

graduaciones
de lo que no tuvo

el aire
que inhala por minuto
el mundo
cada vez que se extraña

el resto
fue aritmética mayor

saber caer y no caer
evaporarse

como una herida transparente

 

 
María Negroni (Rosario, Argentina) publicó dos novelas, El sueño de Úrsula y La Anunciación, y numerosos libros de poesía, entre ellos La jaula bajo el trapo, Islandia, El viaje de la noche, Arte y Fuga, La Boca del Infierno, Cantar la nada, Elegía Joseph Cornell y recientemente Interludio en Berlín. Publicó asimismo varios libros de ensayos: Ciudad Gótica, Museo Negro, El testigo lúcido, Galería Fantástica (Premio Internacional de Ensayo, México, Siglo XXI), Pequeño Mundo Ilustrado, La noche tiene mil ojos y El arte del error, así como también numerosas traducciones.

Obtuvo las siguientes becas: Guggenheim (1994), Rockefeller (1998), Fundación Octavio Paz (México, 2002), New York Foundation for the Arts (2005), Civitella Ranieri (Italia, 2007) y American Academy (Roma, 2008). Su libro Islandia recibió el premio del PEN American Center al mejor libro de poesía en traducción del año (Nueva York, 2001). Su último libro publicado en Argentina es Cartas Extraordinarias (Alfaguara, 2014). Su obra ha sido traducida al inglés, francés, italiano y sueco. Actualmente dirige la Maestría en Escritura Creativa de la Universidad Nacional Tres de Febrero en Buenos Aires.

 

1 Comentario

  1. ernesto vinacua
    4 marzo, 2017 at 17:15 — Responder

    La felicidad /tiene su silla en el cielo / y otras rarezas / de la gravedad. Que atractivo tienen estos versos ,,,que me están dando vueltas en la cabeza desde ayer…voy a tratar de conseguir un libro… ernestovinacua@gmail.com

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *