La paz perpetua

De Juan Mayorga, dirigida por Guillermo Heras

Fecha

7 de mayo 2019 - 20h

La paz perpetua

El CCEBA presenta esta obra en el marco del ciclo Dramaturgia Española Contemporánea.

Una propuesta de puesta en escena de La paz perpetua de Juan Mayorga

Dirección y puesta en escena: Guillermo Heras
Directora adjunta: Natacha Delgado
Elenco:
Francisco Donovan
Mariano Mandetta
Juliàn Pucheta
Gustavo Pardi
Carlos Sims

“El primer eje escénico que planteo para este montaje es el de la esencialidad escénica. Lo significante de la misma será el potente texto del autor en su confrontación oral y corporal con los actores del reparto.
El espacio escénico, muy marcado por unas luces muy contrastadas, estará muy basado en la idea poética de Brook de crear desde un “espacio vacío”. Una especie de lugar similar al que existen en algunos países (México, por ejemplo) para las peleas clandestinas de perros.
Dado que vamos a trabajar para estrenar en una sala como es Andamio 90 se utilizarán los diversos espacios que posibilitan planos de visualidad. De esta manera diferentes opciones que crea el fondo de la sala estarán a la vista del público y serán iluminadas de modo específico según la acotación de la obra de Mayorga.
Los personajes de la obra entrarán o saldrán continuamente de los laterales que produce dicha pared, detrás de la cual aparecerá un ESPACIO SONORO, siempre inquietante y que ayude a marcar los estados de ánimo de los participantes/ perros en la selección)
Apenas tres pequeños bebederos metálicos para ser utilizadas de diversas maneras por los perros.
Dada mi idea de trabajar desde la metáfora de los terrorismos actuales y hasta qué punto la razón del estado marca sus límites para combatirlos, pueden aparecer algunos íconos trasladados por los propios personajes. Todos ellos saldrán de la investigación colectiva que pretendo realizar en la búsqueda cotidiana con los actores. Respetando el texto de Mayorga, pero realizando un trabajo de aproximación al mismo desde perspectivas basadas en la fisicidad y el juego de energías en las relaciones actorales, con un fuerte ritmo interno y la creación de imágenes provenientes de la organicidad de los cuerpos en el espacio.
Estas características estarán también subrayadas por el tipo de vestuario: los tres perros llevarán una especie de recreación de los trajes que usa los ejecutantes de la lucha grecoromana, el perro superior llevará sobre ello una especie de uniforme para resaltar su ascensión de clase y el Humano, un perfecto traje de corte tradicional con todos sus aditamentos.
La iluminación ocupará un lugar importante en la conceptuación abstracta de estados de ánimo, explosiones violentas o situaciones de reposo a lo largo de las diferentes fases de la puesta en escena.
Todas las áreas de creación que, como he comentado, estarían coordinadas por mí mismo, desde la perspectiva de un trabajo colectivo, pero con el objetivo de dar una unidad a todos el sentido y metáfora de la propia puesta.
Como el mismo autor señala en un artículo: El teatro es un espacio para la crítica y la utopía; para examinar este mundo e imaginar otros mundos posibles; para observar esta vida y soñar otros modos de vivir.
Las metáforas y alegorías que este texto de Mayorga nos presentan son, sin duda, una radiografía aproximada del mundo contradictorio que nos ha tocado vivir.”

Guillermo Heras

Donde:

TEATRO ANDAMIO' 90, Paraná, Buenos Aires, Argentina