Poesía

Dos poemas de Tamara Kamenszain

Lo que empieza donde termina

Para armar un libro hay que hacer

como las modistas que cosen

siempre del lado de adentro

y cuando dan vuelta la tela esas costuras

que ellas trabajaron confiadas

desaparecen para dejar ver

un aceptable

lado de afuera.

 

 

¿Ya hablé de la muerte?

murió mi hermano

murieron mis padres

murió el padre de mis hijos

tantos amigos murieron

y dije y digo que no están más.

¿Eso es hablar de la muerte?

Dejé anotado que se fueron

Les dediqué libros los nombré

por sus nombres me anoticié

de que nadie me contestaba.

¿Eso es hablar de la muerte?

Ensayé todo lo que pude

insistí con estribillos ajenos

“debajo estoy yo” “debajo estoy yo”

pero Pizarnik ya había nacido

enterrada Alejandra Alejandra

se hizo llamar desde chica

y eso sí que es hablar de la muerte.

Yo solamente la cito

porque nací en una generación

y eso no es hablar de la muerte

si el cuerpo camina solo

plegarse con otros al paso del tiempo

es un deporte literario:

“La muerte y la vida estaban

En un cuaderno a rayas”.

 

Tamara Kamenszain nació en Buenos Aires, Argentina. Es poeta y ensayista. Sus libros de poemas son De este lado del Mediterráneo (1973), Los No (1977), La Casa Grande (1986), Vida de living (1991), Tango Bar (1998), El ghetto (2003), Solos y solas (2005), El eco de mi madre (2010), La novela de la poesía (2012) y El libro de los divanes (2015). También fueron publicados sus ensayos El texto silencioso (1983), La edad de la poesía (1996), Historias de amor y otros ensayos sobre poesía (2000), La boca del testimonio (2007) y Una intimidad inofensiva (2016). Recibió, entre otros reconocimientos, el Premio Honorífico José Lezama Lima de la Casa de las Américas de Cuba, el Premio de la Crítica de la Feria del Libro de Buenos Aires, el Primer Premio de Poesía Latinoamericana Festival de la Lira, el Primer Premio Municipal de Ensayo, el Tercer Premio Nacional en el mismo género, la beca de la Fundación John Simon Guggenheim, el Premio Konex de Platino y la Medalla de Honor Pablo Neruda del Gobierno de Chile. Sus libros fueron total o parcialmente traducidos al inglés, francés, portugués, alemán e italiano. Impartió cursos, seminarios, talleres y conferencias en universidades de Argentina, México y Estados Unidos. Fue asesora de diversas casas editoriales y coordinadora de actividades extracurriculares de la Universidad de Buenos Aires. Es asesora general de la Licenciatura en Artes de la Escritura de la Universidad Nacional de Arte (UNA).

1 Comentario

  1. 23 junio, 2016 at 10:17 — Responder

    Bellísimo, como todas y cada una de las palabras de Tamara.

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *