Embajada de España en Argentina, aecid, Cooperacn Española Cultura/Buenos Aires

Espacio persianas: ambiente

Intervención a cargo de Toia Greham

Fecha

Hasta el 19 de noviembre 2023

Espacio persianas: ambiente

Espacio persianas: ambiente
Intervención a cargo de Toia Greham

Los humedales juegan un papel decisivo en la conservación de nuestro planeta ya que son el ecosistema que más dióxido de carbono captura facilitando la regulación del clima. Su importancia es tal que los Objetivos de Desarrollo Sostenible tienen pautadas metas específicas para su conservación, restablecimiento y gestión sostenible. Argentina es un país privilegiado pues cuenta con grandes extensiones de humedales destacando 23 de importancia internacional. El compromiso y la reivindicación por su cuidado depende de todos y todas como sociedad.

Sobre la obra:
Las inundaciones, el cambio climático, los incendios, las sequías, el extractivismo, la destrucción de la biodiversidad, los desarrollos inmobiliarios sin planificación del impacto ambiental, la contaminación, la explotación ilimitada de los recursos naturales y la degradación de los humedales tienen un origen común: la intervención destructiva, voraz y depredadora de los seres humanos que pese a las claras evidencias de su impacto negativo parece no cambiar su curso.

Los humedales en Argentina, también llamados espejos de agua, hace tiempo que están en emergencia y la urgencia de la sanción de una ley es inminente.

¿Qué imagen reflejan los espejos de agua?, ¿Qué versión de nosotros mismos refleja un espejo empañado, sucio, quebrado y corroído por nuestras propias manos? Poco podremos distinguir de nuestros rasgos constitutivos y perderemos buena parte de nuestra identidad, aquella que nos distingue como seres humanos y ofrece cualidades únicas e irrepetibles. Asimismo, podemos pensar que lo que vemos en él, no es más que un reflejo fiel de quiénes somos y de nuestros comportamientos: seres corrosivos, dañinos, quebrados, destructivos.

Toia Grehan, artista visual y urbana de Buenos Aires, nos invita a embarrarnos en los lodos sinuosos de los pantanos de los humedales, ahí donde la ambigüedad coquetea con la luz y abraza a la oscuridad. En el anverso del espejo, una manifestación de deseo: la imagen idílica de la naturaleza en su esplendor; en el dorso, su reflejo en destrucción.

La decisión intrínseca de devastar los espejos en los que nos reflejamos, por un lado nos devuelve una imagen cruda sin filtros de instragram y nos obliga a escapar de la inmediatez para encontrar la pausa que nos permita pensarnos y abrir nuevas posibilidades. Por otro lado, guarda también una lección valiosa: nuestras acciones tienen un poder transformador.

Si elegimos pensarnos y actuar de manera colectiva y responsable, tal vez el espejo irradie al fin, nuestra mejor versión.

Texto a cargo de Carolina Favale.


Toia Grehan. Artista visual y muralista Argentina oriunda de San Antonio de Areco. Es egresada del ISSA de Artes Visuales con orientación en pintura. Estudio en la UNA Visuales el posgrado de Medios y Tecnologías para la Producción Pictórica.

Fue ganadora de la beca Palimpsesto IV de la Fundación ‘ace para el arte contemporáneo. Participó de la Residencia Pays Art en Marnay sur Seine, Francia. En el 2022 fue invitada a exponer en Brooklyn Arts Cluster en el marco de Gowanus Open Studios en Brooklyn, New York.

Su trabajo es conocido por sus pinturas murales que exploran la figuración orgánica. Participó de numerosos proyectos y convocatorias de arte público, festivales y eventos de arte urbano y muralismo a nivel regional, nacional e internacional. Entre ellos: Intervención de trenes para Trenes Argentinos en el marco del 8M, Atardeceres en Tecnópolis, ColorBA, Festival Trama, UPfest en Bristol (UK), Meeting of Styles Buenos Aires, Maaanso Encuentro en San Juan, Pintó La Isla en Isla Maciel de Avellaneda, Pinto La Teja en Montevideo (Uruguay), Encuentro de muralistas en San Francisco del Monte de Oro en San Luis, Festival Sabato en Santos Lugares, Arte en La Ciudad.

La pintura de Toia Grehan explora la figuración orgánica. La vibrante armonía de color, la superposición de veladuras y el delicado equilibrio de las formas, se presentan como el sustento formal de su pintura. Toia trabaja con elementos del cuerpo y lo vegetal, destacando la intención en composiciones íntimas, casi claustrofóbicas. Explora la naturaleza de los espacios de contemplación internos y externos, estudiando el vínculo entre el cuerpo y su existencia en el ecosistema.