Espacio persianas: Lucha contra la violencia de género

Por Ailén Possamay y Marian Calle

Espacio persianas: Lucha contra la violencia de género

El Espacio persianas invita a mujeres muralistas argentinas a intervenir los cierres del CCEBA, convirtiendo estos elementos de seguridad en un nuevo espacio expositivo. Una vidriera artística y social abierta a la comunidad durante el horario nocturno de este centro. En esta ocasión las encargadas de intervenir la persiana del CCEBA son las artistas urbanas Marian Calle y Ailén Possamay.

Sobre la obra:
Las hermanas Mirabal, activistas militantes, fueron torturadas, violadas y brutalmente asesinadas por oponerse al régimen dictatorial de Trujillo en Republica Dominicana el 25 de noviembre de 1960. Un año antes, en 1959, nacía en Chiapas, México, la Comandanta Ramona, líder del movimiento de mujeres zapatistas. Diecisiete años después del asesinato de Patria, María Teresa y Minerva Mirabal, el 30 de abril de 1977, un grupo de 14 mujeres en Buenos Aires, Argentina, se reunían en Plaza de Mayo para reclamar por sus hijos desaparecidos, y ante la prohibición de “circular” de la fuerzas de seguridad, optaron por seguir caminando en círculos alrededor de la pirámide de plaza mayo dando lugar a la primera “ronda” de las Madres de Plaza de Mayo, sin saber que muchos años después se transformarían en símbolo de la lucha por la Memoria, la Verdad y la Justica. Tres años antes de la primera ronda, en Nicaragua, Leticia Herrera Sánchez primera comandanta del Frente Sandinista de Liberación Nacional, lideraba el “Operativo Diciembre Victorioso”, hecho que supuso la victoria política que allanó el camino para la revolución sandinista que tuvo lugar 5 años después.

El legado de las hermanas, también llamadas “las mariposas”, como muchas de las acciones de las mujeres latinoamericanas que lucharon por la reivindicación de derechos humanos en contextos de represión sistemática y terrorismo de Estado, nos convoca con el paso inexorable del tiempo, la legitimación y la reparación histórica: ninguna de ellas sabía que su muerte significaría el principio de la destitución y posterior asesinato del dictador que durante 31 años gobernó su tierra. Tampoco sabían que se transformarían en un símbolo de la lucha contra la violencia de género y que la fecha de su muerte se convertiría en la conmemoración del Día Internacional de la NO violencia contra la mujer.

La escritora de origen dominicano Julia Álvarez, autora del libro basado en la historia de las tres hermanas “En el tiempo de las mariposas” escribió en una nota: “nos volvemos valientes casi por accidente”. Marian Calle y Ailén Possamay, artistas urbanas, stencileras y activistas argentinas se hacen eco de estas palabras en imagen para homenajear a las hermanas Mirabal y junto a ellas, en un grito extendido, alzar la voz una vez más en contra de la violencia de género.


Ailén Possamay nació en Junín de los Andes, Patagonia Argentina. Estudió y se formó en Buenos Aires, en la Licenciatura en Artes Visuales con orientación en Grabado y Arte Impreso de la Universidad Nacional de las Artes. Durante 2014 y 2015 formó parte del colectivo de arte “Abriendo Puertas”, que expone y dicta clases abiertas y talleres de distintas disciplinas artísticas en espacios por fuera del circuito tradicional del arte (escuelas, institutos de menores, espacios públicos, etc). En 2018 y 2019 trabajo con el colectivo de periodismo performático “Surdelta”, un proyecto que une periodismo y arte urbano para apropiarse del discurso público, utilizando las redes como las calles, dictando talleres de esténcil y haciendo distintas intervenciones de arte urbano para fechas específicas de la agenda de los movimientos sociales y feministas. Desde 2017 se encuentra llevando adelante un proyecto de murales-esténcil que trata sobre el trabajo doméstico que realizan mayormente las mujeres y que es histórica y sistemáticamente invisibilizado y naturalizado. Hasta la fecha llevo realizados más de 30 murales, repartidos por distintos lugares de Argentina, Chile y México.

Marian Calle nació en la zona rioplatense de Buenos Aires, Argentina donde se formó académicamente como Maestra Nacional de Dibujo y Profesora en Artes Visuales, Escuela de Bellas Artes Manuel Belgrano; Postítulo en Lenguajes artísticos contemporáneos y Escuela, Escuela de Maestros. Su labor artística se desempeña principalmente con técnicas esténcil y artes gráficas. Produce imágenes de impronta latinoamericanista creando personajes antropomorfos, combinando la figura humana con vegetales, elementos de la naturaleza y animales, y en ocasiones complementa su obra con carteles de tinte político social. Dedicó sus primeros años a la producción de obras con carácter académico formal. En 2012 comenzó a ejercer la docencia en establecimientos públicos, pero fue en 2015 cuando, no sintiéndose cómoda con la producción de caballete, decidió adentrarse en el arte callejero con intervenciones de esténcil y dictando talleres de esa misma técnica. Sus producciones fueron plasmadas en diferentes ciudades de Sudamérica y Europa; y, desde 2018 forma parte de Arte Callejero Latinoamérica. Su obra fue expuesta en galerías de arte a nivel nacional e internacional, y publicada en The Stencil Graffiti Handbook, ed. Thames & Hudson.